viernes, 23 de julio de 2010

Estúpida Humanidad

En ese rincón de tu mente, donde nunca miras, y solo de vez en cuando pasas la vista por encima;


Ese punto, que tu ojo no ve, que sabes que existe, pero ignoras por completo;

Ahí es donde vivo.


Soy aquella que te habla, aunque nunca me escuches.

Soy para ti una mosca: algo inútil y molesto.


Estoy harta de gritarte, de empujarte, de culparte, para que luego me mires y me des la espalda. De tener que llevarte a rastras adonde no quieres ir, aunque solamente lo hago por ti.


Y aun así, asquerosa humanidad, no puedo abandonarte, pues aún queda gente que me hace caso, que mira a su alrededor, y me escucha. Porque nazco de la compañía, y respiro empatía. Y muero con el egoísmo. Por eso, mientras quede alguien que me escuche, permaneceré viva, agonizando al contemplar como os hacéis cada vez más daño a vosotros mismos.

Y todo por no hacerme caso, a mí, vuestra propia conciencia; estúpida, estúpida humanidad.

1 comentario:

Irene Justtakeme dijo...

Wow! Me recuerda a mi poema de la Tierra, en la que soy su conciencia y amenazo a la estúpida humanidad *_*