domingo, 8 de agosto de 2010

Sin Inspiración

 . 

 
Soy Tántalo en mi mente

Llena de desesperanza,

Pues no consigo alcanzar

Las palabras que frente a mi danzan.


 Se mueven como el agua

Deslizándose entre mis manos

Ahogándome sin tocarme

Con la crueldad de un ser humano.



Y es que ¿Acaso hay mayor dolor

Que, para el músico, no oír;

Para el sabio, olvidar;

Y para el poeta, ser incapaz de escribir?



Sigo preguntándome cuando cesará la tortura,

El pánico, la insoportable desesperación,

La enfermedad, el ineludible dolor

Del poeta que ha perdido la inspiración.

4 comentarios:

Delirio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Delirio dijo...

Precioso. Como siempre

Xavi dijo...

¿para ti es esto estar sin inspiración?...avísame el día que te venga de nuevo pues ;)

Salud

Leguim dijo...

Ouuuhhh... comentarios... en mi blog...

Se me sale el corazón del pecho.

Pero bien, ¿eh?